7 Formas de evitar los antojos

Hay momentos en los que sentimos un capricho apremiante de comer algo: son ataques que llegan de repente o justo cuando no queda nada en la despensa…¡necesitamos llevarnos algo a la boca y lo necesitamos ya! Algunas personas sienten el deseo apremiante de comer algo dulce, mientras que a otras tienen ansiedad por comer algo salado como una pizza, unas patatas fritas…

A continuación te daremos algunos consejos para evitarlos:

1. Bebe agua

Muchas veces lo que el cuerpo realmente siente es sed y no hambre, así que beber un buen vaso de agua y esperar un ratito puede ayudarnos a entender mejor las señales y controlar esa sensación de antojo.

2. Busca una distracción

Jugar a algo en tu smartphone, hacer algún pasatiempo… centrarte en otra cosa puede ayudarte a olvidar esa sensación tan apremiante de comer algo. Un estudio ha revelado que jugar 3 minutos al Tetris con el teléfono puede reducir diferentes tipos de antojos.

3. Bebe Té o café

El café y el té pueden influir bastante en el apetito. Aunque aún falta más evidencia científica, los estudios que se han realizado hasta el momento revelan que estas infusiones podrían moderar una ingesta energética aguda, lo que significa que probablemente después de tomarlas la mayoría de personas comerían menos de lo que habrían comido si no las hubieran tomado. Por lo tanto, aunque no logres resistir la tentación, puede que controles mejor las proporciones de lo que comes.


Prueba con 1 taza de SkinnyTea GIrl por la mañana y comenzarás a notar la diferencia.

4. Lavate los dientes

Este truco puede ayudarte de dos modos: en primer lugar, el cerebro puede pensar que ya das por finalizada la comida y, en segundo lugar, el sabor fuerte de la pasta de dientes probablemente te quite las ganas de picar algo.

5. Haz un entrenamiento de baja intensidad

Un entrenamiento de alta intensidad te haría sentir más hambre (¡así que no te pongas a hacer 100 burpees!), pero hacer actividades físicas de baja intensidad (salir a caminar o hacer entrenamientos que no sean muy intensos, por ejemplo) puede tener el efecto contrario. Un estudio observó que después de hacer ese tipo de actividades, la tendencia es comer menos cantidad de chocolate de la que comerías si no hubieras entrenado.

6 Descansa

Mucha gente subestima la importancia del descanso en relación a la salud física y mental, y se centran más en entrenar sin parar cuando tienen como objetivo perder peso. Pero la verdad es que dormir poco puede influir en tu apetito y aumentar la sensación de antojo.

7. Mindfulness

Vivir el “aquí”, el “ahora”, ser conscientes de dónde estamos… La práctica del mindfulness se trata en general de prestar atención a lo que hacemos, estando presentes sin juzgar el momento, ¡así que evidentemente también está relacionada con la comida! 

¿Lo sabías?...

Un estudio ha comprobado que la “comida fácil” (como la comida rápida, por ejemplo) no nos transmite mayor comodidad que otras opciones. Intentar reducir los antojos con opciones más saludables también podría calmar esa sensación de necesidad apremiante.

Lo importante es que puedas distinguir entre la sensación de hambre y los antojos o ansiedad por comer algo dulce o salado. Sigue nuestros consejos y aprende a entender las señales del cuerpo.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

EN
EN