5 hábitos de alimentación saludable para gente ocupada

“Es que yo no tengo tiempo de cocinar”, “llegó muy cansado a la casa después del trabajo”, “paso en la calle todo el día y termino comprándome cualquier cosa para el almuerzo”, tal vez son frases que te son familiares si eres una persona que trabaja o estudia y además tiene otras responsabilidades que dificultan mucho el hábito de comer bien.

Sabemos que para muchas personas puede ser difícil combinar una vida muy ocupada con una vida saludable, pero realmente sí se puede lograr (y sin sufrir en el intento). Por eso hoy compartimos 5 hábitos prácticos que te ayudarán a mantener un estilo de vida saludable.

1 Lleva contigo meriendas fáciles en el bolso

Normalmente nos dicen que la comida más importante del día es el desayuno, pero las meriendas que hacemos durante el día también lo son porque nos permiten tener el hambre controlada entre los principales tiempos de comida y así no llegamos a la cena con tanto apetito.
Algunas ideas pueden ser

  • Frutas fáciles de cargar como mandarinas, manzana, banano que sean fáciles de pelar.
  • Frutas deshidratadas
  • Semillas como maní, almendras o marañón
  • Una galleta o barrita saludable para el café de la tarde
  • Una botella de agua (reutilizable)


2 Planifica tus comidas

Sabemos que muchas veces los fines de semana terminan llenándose de ocupaciones o queremos nada más descansar. Pero te retamos a sacar al menos 1 hora del domingo para hacer preparaciones rápidas que ya tengas listas en la refri como arroz integral, un picadillo de vegetales, fruta o vegetales picados y con eso veras cómo se ahorra un montón de tiempo entre semana.

3 Aprovecha la olla de cocción lenta o el horno

La típica escena entre semana es llegar en la noche, cansado o cansada después del trabajo, con hambre y con cero ganas de cocinar. Para esa situación, te proponemos dos opciones:

  • El día anterior deja haciendo la comida en la olla de cocción lenta: una carne, vegetales o leguminosas como garbanzos o lentejas. Antes de ir a descansar, deja cocinando con especias frescas, y por la mañana ya está la comida de ese día, sin mucho esfuerzo.
  • Para versión más rápida, usa el horno: puedes cocinar pollo, pescado o vegetales con especias al horno durante 45-50 minutos y podrás realizar otra actividad mientras está lista la comida, nuevamente sin haber dedicado mucho tiempo a esto.

4 No te premies con comida

¿Es común que después de un día muy estresante o en medio de un día muy ocupado te de más ansiedad por comer cosas dulces o saladas? Para eso de lo primero que hay que convencerse es que la solución para el estrés no es la comida. Bebe un vaso con agua, un o medita durante 3 minutos. Estos hábitos te ayudarán a controlar el estrés sin recurrir a la comida y los antojos.

5 No almuerces frente a la computadora

Cuando comemos trabajando, comemos sin conciencia. ¿te ha pasado que comes una bolsa de chips completa sin darte cuenta? Por más ocupados que estemos, proponte dedicar un momento para disfrutar y agradecer por los alimentos. Esto te brindará saciedad y bienestar físico y mental.

Trabajes desde casa o en la oficina, recuerda que los hábitos saludables tienen más que ver con la voluntad por cuidarnos a nosotros mismos que con el tiempo. Solo es cuestión de organización!

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

EN
EN